Manual 'beauty' de los pendientes XL

23:29 La Vie en Rose Chic 0 Comments


Porque son (y serán) el accesorio 'it' de los próximos meses, te interesa saber cómo peinarte y maquillarte para llevarlos. Aquí tienes 15 ideas. TEXTO: Ana Morales

Con un 'top bun' (y nada más)
Foto: © Icíar J. Carrasco

Con un 'top bun' (y nada más)

Este es la fórmula beauty que mejor se corresponde con una frase icónica de Ivana Trump. "A medida que te haces mayor, tus gustos son más simples. Por eso me gusta llevar un vestido de noche sencillo con unos pendientes grandes. Eso eso todo".  Ahora sustituye 'vestido de noche sencillo' por top bun y tendrás la fórmula definitiva para llevar unos pendientes tan largos y tan sofisticados como estos de la forma más cool (cualquier día de la semana). Y una última recomendación a la hora de hacerse el moño, cortesía del equipo de Jean Luis David: cepilla tu cabello, carda ligeramente las raíces para aportar volumen, recoge en una coleta alta y enrolla de manera circular el pelo fijándolo con una goma elástica.
Con una coleta baja (y un 'eyeliner' muy 'classic')
Foto: © Icíar J. Carrasco

Con una coleta baja (y un 'eyeliner' muy 'classic')

Tener unos aros gold es casi una necesidad (no en vano, tienen la bendita capacidad de transformar por completo cualquier look).  Aunque admiten varias declinaciones, he aquí una de las más favorecedoras. Y es que ya lo dijo el estilista Anthony Turner, creador de unos cuantos looks de pasarela con pendientes XL: un recogido con el pelo hacia atrás (o con la raya al lado) es una de las mejores opciones que existen para llevar unos pendientes grandes. Si a eso le añadimos un trazo finísimo de eyeliner –a imagen y semejanza de cómo lo hace Lily Donaldson– el resultado no puede ser más inspirador (y favorecedor).
Un 'lipstick' en color fresa, por favor
Foto: © Icíar J. Carrasco

Un 'lipstick' en color fresa, por favor

"Si me ven con una joya, realmente es especial porque no abuso de ellas. Todas las que tengo son únicas y tienen que tener un significado para mí", afirmó Candela Novembre durante una entrevista con la firma de joyería española Aristocrazy. Estos pendientes con forma de hoja deben serlo para ella porque se los hemos visto en varias ocasiones. Y aunque la primera regla beauty que pone en práctica la it girl es alborotar su melena midi –y ceder el protagonismo a uno de los pendientes sujetando uno de los mechones pelo por detrás de la oreja–, hay otra regla más: pintarse los labios de un tono fresa (y nada más).
Pensando en Brigitte Bardot
Foto: © Icíar J. Carrasco

Pensando en Brigitte Bardot

La sombra sesentera de Brigitte Bardot y Catherine Deneuve es alargada. Tan alargada que los lazos negros en el pelo vuelven a ser la quintaesencia del chic francés y, además, la media naranja perfecta de unos pendientes XL. Basta con ver esta imagen para comprobarlo. Eso sí, para que el tándem sera redondo –y la mejor imagen del efforltess parisino– es mejor hacer la coleta con las manos, sujetarla directamente con el lazo y dejar que la cinta cuelgue por la espalda.
Con el accesorio más inesperado de la temporada
Foto: © Icíar J. Carrasco

Con el accesorio más inesperado de la temporada

Lo avanzamos al inicio de las semanas de la moda internacionales y esta imagen nos da la razón. La goma invisible con forma de cable de teléfono es uno de los accesorios it del street style. Pero también el mejor complemento para lucir unos pendientes grandes (y dorados) sin que el look resulte excesivo o híper sofisticado. En este caso, la clave está en hacer el moño muy bajo y un poco deshecho. El resto lo harán los complementos.
Con un trazo (caligráfico) de 'eyeliner'
Foto: © Diego Anciano / @collagevintage2

Con un trazo (caligráfico) de 'eyeliner'

¿Has probado las bondades que tiene lucir un trazo caligráfico de eyeliner enmarcando tus pestañas superiores? ¿Has probado a llevarlo con unos pendientes XL con vocación vintage? Es otra posibilidad. Si decides ponerla en práctica, intenta que sea cumpliendo estos dos requisitos: A) Haz el trazo con un eyeliner con forma de rotulador que te asegure una simetría perfecta. B) Termina el trazo con un ligero movimiento ascendente al llegar al final del ojo.
Con una melena XL (y raya al medio)
Foto: © Diego Anciano / @collagevintage2

Con una melena XL (y raya al medio)

"Cambiar la dirección de la raya del cabello puede transformar por completo el look de una mujer. Determina dónde se concentrará el volumen de tu melena. Moviéndola, puedes equilibrar proporciones”, dijo en cierta ocasión el gurú Fréderik Fekkai. Teniendo en cuenta que la raya al lado es el epítome de la sofistación, si vas a lucir unos pendientes como los que llevan Giorgia Tordini y Gilda Ambrosio en esta instantánea, invocamos entonces a la vocación cool que tiene la raya al medio y que tan bien reinterpretan las fundadoras de Attico. ¡Y que viva las nuevas reglas de belleza de las italianas!
Con labios muy rojos y muy mates
Foto: © Diego Anciano / @collagevintage2

Con labios muy rojos y muy mates

Sita Abellán también tiene su particular forma de llevar estos pendientes XL de JW Anderson: con el pelo hacia atrás y unos labios muy rojos y muy mates. Y es que puede que esta sea la fórmula infalible para esos días en los que quieres ir súper sofisticada pero en los que no tienes mucho tiempo para crear el look. Y recuerda el truco de Sita Abellán para que el color de labios quede perfecto: exfólialos antes de aplicar la barra y utiliza una prebase para que el color dure y dure.
Con un pasador de pelo
Foto: © Icíar J. Carrasco

Con un pasador de pelo

Aunque en cualquier otra ocasión te podría haber parecido excesivo, esta imagen confirma que no lo es en absoluto. Y es que llevar unos pendientes largos no está reñido con el gesto de conjugarlos con un pasador de pelo. Es más, son una pareja perfecta sobre todo si el pasador se utiliza para despejar uno de los laterales del rostro y ceder el protagonismo a uno de los pendientes. Eso sí, tal y como reza esta imagen, abraza el #NoMakeUp y deja que tu pelo y tus pendientes lo hagan todo por ti.
Con una coleta baja y deshecha
Foto: © Icíar J. Carrasco

Con una coleta baja y deshecha

Podríamos escribir largo y tendido sobre el modo de uso de estos pendientes de Céline –bueno, de hecho, ya lo hemos hecho–, pero esta imagen nos vale para comprender la regla más improvisada y cool que se puede poner en práctica cuando te pones unos pendientes tan arty como los de Céline: basta una coleta baja y deshecha para tener el look más inspirador del mundo porque solo así se consigue el equilibrio perfecto que demandan unos pendientes tan rotundos como estos. Solo un apunte: es justo y necesario poner en práctica el truco de Antonio Corral-Calero, director artístico de Moroccanoil: haz la coleta con los dedos para conseguir un resultado así de natural.
La regla de las francesas
Foto: © Icíar J. Carrasco

La regla de las francesas

Un quote de mujer francesa que nos sirve para entender esta imagen: "En Francia las mujeres se ponen menos cosas. Si llevan collar, no se ponen pendientes. Si llevan las uñas pintadas, ni se ponen todos los anillos que tienen ni todas sus pulseras", Inès de la Fressange dixit. Así que si te decantas por unas criollas, juega con la belleza más minimal e inspírate en esta instantánea. Y sí, puedes pintar ligeramente tus ojos y enmarcar las pestañas superiores para que el look tenga un halo nostálgico y súper favorecedor.
Con 'tattoos' a la vista
Foto: © Diego Anciano / @collagevintage2
Con 'tattoos' a la vista

A las chicas italianas les gusta llevar tatuajes. Les gusta que se vean. Y les gusta llevar pendientes híper sofisticados que constituyan el hilo conductor de su look. Y esta fórmula tiene que estar dentro del manual de uso de los pendientes XL. No olvidemos las palabras de Eleonora Carisi: "Solo quería que mis tatuajes reflejaran un momento, un estado de ánimo; la piel es un lienzo para pintar".
Belleza súper 'minimal'
Foto: © Diego Anciano / @collagevintage2

Belleza súper 'minimal'

Los pendientes más sofisticados que puedas imaginar también pueden tener una reinterpretación casual. Es cuestión de saber jugar con la ropa y con un look beauty relajado en el que solo nos centremos en el uso de un blush melocotón que nos ponga buena cara. Y es que ya lo dijo Poppy Delevigne en una ocasión. "Me encantan los maxi vestidos. Me siento muy bien cuando me pongo un maxi vestido, unos pendientes grandes y unas sandalias". Pues eso.

Con una melena masculina
Foto: © Icíar J. Carrasco

Con una melena masculina

Peinar tu melena hacia atrás con un ligero efecto wet en las raíces puede ser una de las mejores formas de ceder el protagonismo a unos pendientes grandes, sobre todo si tienes un cuello largo y un rostro ligeramente redondeado. Otra opción es tomar como referencia una frase pronunciada por Natalia Vodianova a How to spend it, el suplemento de estilo de vida de Financial Times: "Mi icono de estilo es mi abuela. Con 86 años va siempre arreglada: lleva perlas, guantes, su cabello pelirrojo recogido en un moño y los labios siempre pintados de rojo". ¿Acaso puede haber una inspiración mejor?
Con un 'lob'
Foto: © Diego Anciano / @collagevintage2
Con un 'lob'


Lob o long bob, dícese del corte de pelo sensato que ha puesto de moda Kendall Jenner, entre otras, y que se caracteriza por tener una base cuadrada con una ligera progresión hacia delante. Sí, este corte es uno de los mejores compañeros de viaje que existen para unos pendientes como estos. La clave está en lucirlo con una raya lateral, con uno de los mechones recogidos tras la oreja para ceder el protagonismo absoluto a uno de los pendientes y poniendo en práctica este truco del estilista Eduardo Sánchez: aplica, con la cabeza hacia abajo, un toque de champú seco en el área de la nuca. "Esto 'levanta' el cabello de las capas inferiores y le da mucho más cuerpo y volumen al conjunto. Y como último toque, impregna los dedos con una cera de peinado y pásalos por las puntas del cabello para aportarle textura", afirma el experto. ¿Algo más que añadir?

0 comentarios: